5 MOTIVOS PARA VISITAR MILÁN

ARTE Y CULTURA

01
Milán es una ciudad rica de atracciones y de obras arquitectónicas de gran interés artístico. A partir del emblema de la ciudad, el Duomo, hasta la espléndida Santa María de las Gracias, con el Cenacolo vinciano y, abiertas en ocasión de la Expo, las Vigne de Leonardo. El templo de la música del Teatro alla Scala, el Castillo Sforzesco, la Pinacoteca de Brera, las iglesias y los edificios: todo habla de la historia noble y prestigiosa de la ciudad de Milán. Palacio Real, el Pac, la Trienal, la Fundación Prada albergan las exposiciones más importantes del panorama internacional, al que se agregan galerías, atelier e institutos privados donde poder descubrir las obras de artistas aclamados y de los nuevos talentos de arte contemporáneo.

POSICIÓN PRIVILEGIADA

02
Gracias a su ubicación Milán no es sólo el destino de un viaje, sino también un punto de partida para explorar la belleza de Italia. Aeropuerto internacional, en solo pocas horas de vuelo permite alcanzar las principales ciudades culturales italianas; los Alpes la abrazan y alquilando un coche se pueden visitar famosas instalaciones de esquí, como Bormio o Livigno, y en 30 minutos los paisajes espléndidos del Lago de Como, elegidos a menudo como lugar privilegiado por el cine, mientras que en una hora de automóvil se puede alcanzar Lugano y Suiza.

DEPORTE Y EVENTOS

03
Fashion Week y Salón del Mueble son conocidos por todos: la ciudad se convierte en un escenario en el cual desfilan las nuevas tendencias. Pero la oferta de eventos y manifestaciones de la movida metrópolis es amplia. Los apasionados de los motores podrán visitar, a pocos kilómetros del centro de Milán, el histórico Autódromo de Monza, etapa fija de la Fórmula 1. El estadio San Siro, considerado la “Scala del fútbol”, alberga cada semana los partidos del Inter y del Milan además de poseer un museo dedicado al fútbol. Sin olvidar el Festival Internacional de la Música MiTo, el Milano Film Festival, o la StraMilano, célebre maratón que cada año atrae a miles de deportistas.

NIGHTLIFE

04
La Dolce Vita de Milán tiene sus lugares favoritos: las Columnas de San Lorenzo, el Ticinese, los Navigli, Garibaldi y la renovada location de Porta Nuova son los barrios donde cada noche se pone en escena la movida de la ciudad. En la ciudad que ha inventado el Happy Hour, en todos los locales el aperitivo se convierte en cena, tomando una copa y comiendo desde la puesta del sol hasta la noche. Los amantes de la música pueden elegir entre los clubes de tendencia y las discotecas exclusivas, quien en cambio prefiere atmósferas más relajadas puede optar por Bistrós y Bares históricos, como el mítico Jamaica en la zona Brera, en el pasado refugio de artistas como Fontana, De Chirico, Puccini, Verdi o Hemingway.

COMPRAS

05
La fama de ciudad de la moda la precede. El Cuadrilátero de la Moda con Via Montenapoleone es el punto de referencia para las compras de alto nivel, albergando las más importantes marcas de lujo del mundo. En el Corso Vittorio Emanuele y en via Torino, a pocos pasos del Duomo, desfilan las cadenas de las marcas más conocidas del fast fashion, mientras que quien busca atelier elegantes y boutiques independientes debe ir a Brera o en la zona Isola, un barrio destacado meta de artistas y de nuevos estilistas emergentes.